educacion-y-tecnologia

Durante gran parte de este año, sectores políticos, analistas, movimientos estudiantiles, han debatido y salido a la calle para mostrar su opinión sobre el conjunto de reformas educativas que ha impulsado el gobierno. Como en todo orden de cosas hay simpatizantes y detractores, pero la mayoría anhela una sola cosa; que estas reformas puedan construir un Chile más justo y equitativo, donde todos nuestros niños y jóvenes tengan la misma oportunidad y cada uno, independientemente de su  procedencia, pueda recibir una educación de calidad.

Nosotros, en Fundación Portas, apoyamos y creemos, firmemente que la educación genera inclusión y movilidad social. En nuestros casi diez años de existencia hemos trabajado con jóvenes de contextos vulnerables que logran ingresar a la Educación Superior, ya sea por gratuidad y/o beca y vencen el círculo de pobreza, al recibir un grado universitario o técnico, generando una luz de esperanza para su entorno más cercano como su familia, hermanos menores y amigos. Estos jóvenes, en su mayoría son primera generación que ingresa a la Educación Superior, por ende tienen un grado de responsabilidad y compromiso más importante que cualquier otro estudiante. Y vemos que al ofrecerles las herramientas académicas, de apoyo personal, y tutoría, logran su meta, ese sueño tan anhelado que es transformarse en el primer profesional de su familia.

En este trabajo que hacemos con los jóvenes, no estamos solos. En nuestro andar muchas personas y empresas nos han apoyado para poder lograr que nuestros estudiantes cumplan con su meta y se titulen. Una de esas compañías es Samsung que ha destinado esfuerzos y recursos para entregar herramientas y soluciones tecnológicas con el objetivo de contribuir efectivamente a una mejor educación. Y hoy, una vez más, ellos nos refuerzan en nuestra labor, al entregarnos 40 tablets para que nuestros becados puedan tener rápido acceso a la información que necesiten para sus estudios a través de un dispositivo liviano y portátil.

Estamos convencidos de que el uso eficiente de la tecnología también mejora la calidad de la educación y se transforma en una herramienta importante en el desarrollo del proceso de aprendizaje. Por eso extendemos la invitación a otras empresas para que, en conjunto, podamos construir una sociedad más justa y equitativa.

Rodrigo Tupper A.