Ester Contreras supo de Portas por las RRSS y decidió hacerse socia para apoyar a los jóvenes que quieren convertirse en el primer profesional de su familia.

Ester Contreras es de Valdivia, “de la ciudad más linda de Chile”, exclama. Hace seis años se vinieron a Santiago con su marido en búsqueda de nuevos desafíos laborales. Encontraron trabajos altamente exigentes, “pero a la vez personas increíbles que alegran nuestra vida”, comenta. Actualmente se desempeña en una compañía de telecomunicaciones en el área de innovación, “lo que me permite estar a la vanguardia en temas tecnológicos y además desarrollar proyectos de innovación social, que es una de mis grandes pasiones”, cuenta.

¿Qué te motivó para ser socio de Portas?

Me enteré de Portas por medio de las Redes Sociales e inmediatamente encontré que se alineaba a lo que estaba buscando, una organización seria que apoye y acompañe integralmente a estudiantes en situaciones vulnerables. ¿Por qué? Porque soy una convencida que la educación es la clave para romper el círculo de la vulnerabilidad y la pobreza en el amplio sentido de la palabra. Mi anhelo es que este aporte sea una semilla para que muchos jóvenes puedan logran su sueño de ser el primer profesional de sus familias.

¡Gracias Ester por querer ser parte de Portas!