Joseph Julca es biólogo marino de la UC, es uno de nuestros titulados Portas y actualmente es  coordinador  de visitas del programa de educación del Centro de Conservación “Chile es Mar”, perteneciente a la Universidad Católica y que tiene su epicentro en Las Cruces. Joseph está encargado de promover la concientización, la conservación y protección del sistema marino, enseñándole a las personas la importancia de todos los recursos que encontramos en el mar y en las visitas a la playa.  

¿Qué te motivó a trabajar en este programa de educación?

Necesitamos concientizar a las personas sobre los recursos marinos y sobre todo a los niños, que son los que representan el futuro en el planeta. Además, el mundo de los científicos y la investigación no tienen que estar alejados de la comunidad, sino que todo lo contrario. Las personas deben comprender qué es lo que hacemos de una manera sencilla y educativa, porque así se puede promover un cambio en la forma de pensar, de ver las cosas y fortalecer el cuidado del medio ambiente. 

¿Cuáles son principales desafíos que ves tú como biólogo marino?

Hay una poca conexión con la comunidad, con el medio local y con la sociedad en general. Necesitamos vincular esta ciencia con otras personas que no la estudiaron y que necesitan conocer. De nada vale hablar del cambio climático o la sobreexplotación pesquera si las personas no entienden bien qué es y qué significa. La divulgación científica es una herramienta sumamente poderosa, por lo que no sólo hay que hacer ciencia, sino que también hay que divulgarla. El mensaje es muy importante y por ende la forma en cómo se transmite es fundamental. Ahora, en este contexto de pandemia y de cuidado, hemos realizado conversatorios virtuales, charlas y actividades lúdicas para que puedan participar toda la familia, incluyendo a los más pequeños. Hemos ocupado todos los canales virtuales  para conectar a las personas con esta ciencia.

¿En Chile se cuida la biodiversidad marina?

Desde la década de los ochenta, Chile es uno de los país pioneros en el desarrollo de herramientas de protección para la biodiversidad marina Se ha ido posicionando bien a nivel mundial en áreas marinas protegidas. Hoy existen cerca de 40 áreas marinas como parques marinos, reservas marinas, santuarios de naturaleza y las áreas marinas costeras protegidas de múltiples usos. Cada una de ellas cuenta con una regulación diferente, porque tienen distintos objetivos, pero con un mismo fin común. Si no hay una fiscalización que permita saber cómo se están manejando realmente, como podría serlo en el caso de la pesca y la extracción de recursos por ejemplo. Toda herramienta debe ser bien aplicada para que estas no se queden en las denominadas “áreas de papel”.