Las habilidades blandas construyen una mejor sociedad

Inicio/Las habilidades blandas construyen una mejor sociedad

Las habilidades blandas construyen una mejor sociedad

Columna de Opinión Rodrigo Tupper

Hoy no sirve de nada contar con jóvenes egresados de un sistema educacional donde solamente se cultive y se le dé importancia al coeficiente intelectual; no es garantía que esos jóvenes vayan a triunfar.

¿Ha escuchado hablar sobre las habilidades blandas? Me imagino que sí. Este término que tanto se ha mencionado durante los últimos años, se refiere básicamente a lo que es la inteligencia emocional; y ésta, está recobrando gran importancia. Varios estudios afirman que tener una inteligencia emocional desarrollada, no solamente favorece a generar vínculos personales saludables, sino que también ayuda a alcanzar un buen rendimiento a nivel laboral. Hoy no sólo se debe contar con habilidades como el conocimiento académico, que son los conocimientos “duros” que uno posee, sino que además hay que complementarlas con la comunicación y el trabajo en equipo, entre otras.

En 2013, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) llevó a cabo un estudio en América Latina y el Caribe y vio que existe una gran brecha entre las habilidades blandas que se desarrollan en los colegios y lo que busca el mercado laboral. Habilidades interpersonales como la responsabilidad, la comunicación y la creatividad son las destrezas que están pidiendo hoy las empresas y los jóvenes en nuestra región están lejos de desarrollarlas.

Cuando se les preguntó a 250 ejecutivos chilenos en qué se fijaban en el momento de contratar, el 93% expresó que privilegia las habilidades blandas por sobre otras. Estamos hablando de habilidades comunicativas, capacidad de negociación, creatividad, proactividad, resiliencia, responsabilidad y trabajo en equipo. Pero desgraciadamente casi la mitad de los trabajadores nacionales admite tener dificultades en este ámbito.

Hoy no sirve de nada contar con jóvenes egresados de un sistema educacional donde solamente se cultive y se le dé importancia al coeficiente intelectual; no es garantía que esos jóvenes vayan a triunfar. ¿Cuántas veces nos hemos topado con personas intelectualmente brillantes, pero cuando se ven enfrentadas a situaciones problemáticas del día a día no saben cómo resolverlas? Es por eso que las habilidades blandas sirven para la vida.

¿Pero cómo se enseñan estas habilidades si nuestro sistema educacional aún se enfoca en las habilidades cognitivas? Solamente debemos analizar la Prueba de Selección Universitaria (PSU), y ver que ésta mide contenidos y conocimientos, pero no considera si alguien sabe relacionarse con los demás, por ejemplo. La respuesta está en los profesores.

Los profesores de hoy no solamente están para pasar contenidos, sino que además deben mostrarles a sus alumnos cómo aplicar las tan valoradas habilidades blandas. Y esto se logra a través del ejemplo. Los educadores deben encontrar la forma de que sus alumnos aprendan y sean capaces de comunicar lo que sienten en distintas situaciones en las que se ven enfrentados. Así tendremos profesionales preparados para enfrentar los desafíos del siglo XXI.

2017-06-06T16:21:41+00:00 Junio 6th, 2017|Noticias, Prensa|