Marcelo Guajardo estudió ciencia política en la Universidad Católica y en su último año de carrera le ofrecieron, dentro de la misma casa de estudios, la posibilidad de hacer un magíster. Hace unas semanas terminó sus estudios de pregrado y postgrado y se convirtió en un flamante cientista político,  magíster en ciencia política con mención en gobierno y políticas públicas. Conversó con Portas sobre su paso por la educación superior y sus ganas de ser un agente de cambio.

¿Qué significa para ti ser profesional? 

Ser profesional significa todo para mí, porque es el resultado de haber terminado un largo camino que estuvo repleto de dificultades, pero que finalmente se concretó. Desde niño me gustó mucho estudiar, aprender y descubrir. Por eso, ver plasmado todo lo que algún día quise en una carrera y en un título profesional me llena completamente y me hace muy feliz. 

¿Muy difícil el camino? 

A mí me costó mucho tomar el ritmo de la carrera. Adaptarse y mantenerse durante cinco años y medio fue muy complejo, pero se puede.  Por suerte tuve buenas notas, porque me esforcé mucho. Detrás de todas esas notas hubo mucha dificultad y ahí Portas fue fundamental, porque me acompañaron, me escucharon y sacaron lo mejor de mí. 

¿Qué fue lo que más te costó? 

Entender que la metodología, los profesores y los espacios son muy diferentes a lo que estaba acostumbrado en el colegio. Socializar también fue complejo, porque las redes son muy distintas.  En general, fueron un mix de cosas que se suman a los cuestionamientos propios que uno se hace sobre la elección de la carrera y el futuro profesional. 

¿Cómo Portas apoyó este proceso? 

Me brindaron mucha compañía y siempre tuvieron completa disposición a escucharme y a valorarme completamente, en mis días buenos y en los malos. Al final, en Portas  siempre te acompañan y te enseñan que se puede, independiente de las condiciones materiales, económicas, sociales y personales. Con ayuda todo es posible. 

¿Qué es lo que viene? 

Miro para atrás y veo que mi vida ha estado marcada por hitos en los que he estado siempre muy acompañado. Me ha ido bien y creo que seguiré en esa senda. Trabajaré en un lugar con buenas personas y con mucho impacto social y  también me gustaría postular a una beca en el extranjero para seguir especializándome. Busco ser un agente de cambio y me gustaria hacerlo con las nuevas generaciones, con mi familia y mi entorno.